La realidad de la crisis para tontos

Ayer descubrí en Google+ la explicación más sencilla que he visto sobre la crisis y la especulación con la deuda pais.

Su autor es David Prieto. Sin comentarios.

Imagina que tienes una idea cojonuda para un negocio de maquetas pero no tienes dinero: imprimes unas papeletas y se las vendes a tus vecinos por 100€, junto a la promesa de recomprarlas dentro de un año por 150. Con el dinero abres tu negocio, y con las ganancias pagas la deuda. Los países se financian así, sólo que entonces se llama deuda pública.

Pepe y Juan te compran cada uno una papeleta. Como la inversión es arriesgada, te dicen que en vez de 150€ les des 200. Si fueras un país, eso se llamaría prima de riesgo. Pero necesitas el dinero, así que te comprometes.

Juan sigue sin fiarse y asegura su papeleta: le paga 1€ al mes a su aseguradora, y al cabo del año les lleva la papeleta y recoge sus 200€. Si tu negocio ha ido bien, él cobra. Si te has hundido y sólo puedes devolverle 10€, da lo mismo: como la aseguradora pone los 190 que faltan, él cobra igual. A esto la aseguradora lo llama seguro de impago de deudacredit default swap en inglés.

Sucede que en el barrio vive Luis, un tío que lee siempre el periódico y sabe mucho de todo. Luis no te compra ninguna papeleta pero cuando Pepe, Juan y otros vecinos le preguntan tampoco les dice que sea mala idea. Al poco tiempo Luis, que no tiene papeletas, contrata diez seguros de impago en la aseguradora de Juan.

Y entonces sí, entonces Luis empieza a contarle al barrio las verdades del barquero: que si eres de mala familia, que si te vieron por ahí con una, que si a uno le pediste dinero y lo dejaste tirado, que si en Alemania ahora lo que se lleva es la papiroflexia. Con el tiempo los vecinos, que confían mucho en Luis porque sabe de todo, dejan de comprarte papeletas y efectivamente, te hundes. Si fueses un país, habrías entrado en default.

El truco viene ahora: vendes el local y todo lo que hay dentro, pero aun así sólo puedes devolver 10€ por papeleta. A Juan le da igual, pero a Pepe acabas de costarle una pasta. Luis, que tiene los seguros pero no tiene papeletas, les compra las suyas por 20 y las lleva al seguro, que le da los 180 restantes. Luis se ha hecho de oro con tu ruina.

Los bancos de inversión y las agenciás de calificación (http://goo.gl/CYV4b) se ganan la vida haciendo lo mismo que Luis. Carmel Asset Management acaba de sacar a la luz un informe demoledor sobre España (http://goo.gl/KbKPZ) pero en el mismo admiten que tienen seguros de impago sobre nosotros, y que si quebramos ganan el triple que si no.

Oímos que ha subido la prima de riesgo o que Moody ha bajado nuestro rating, pero es Luis pelándonos en su jerga para ganar dinero con nuestra ruina.

Hemos tirado de casa a nuestra madre, le hemos quitado la medicación a nuestro padre y hemos sacado del colegio a nuestro hijo para ahorrar cuatro monedas y lucirlas ante el vecindario, para “dar confianza a los mercados”, pero los mercados sólo atienden a Luis y Luis gana más dinero con nuestra ruina.

Y encima hemos puesto a Luis a cuidar las monedas.

Muchas gracias David por ayudar a abrir los ojos

Fuente original en Google+

Por si las moscas… McDonalds

McDonalds logo

McDonalds logo

He estado reflexionando.

Conozco algunos empresarios 1.0 que han tenido grandes éxitos durante su carrera. Conforme iban obteniendo ganancias,bienes y confianza de Banca y CIA, se dedicaban a hacer inversiones en otros negocios.

¿En qué tipos de negocios invirtieron? Pues fácil, apliquemos el gradiente a la economía actual (pasada) y nos movemos hacía allí. Los negocios seleccionados fueron principalmente: inmobiliaría y venta de coches.

En plena burbuja eso fue una fuente de ingresos magnífica. ¿Qué ocurre hoy? Pues lo que todos los sabemos. Estos empresarios están deseando deshacerse de inmobiliarias y/o concesionarios. No tienen liquidez.

Eso me da que pensar. ¿Existen negocios backups? ¿Negocios que me ayuden a sobrevivir mientras pasa la tormenta?

Creo que sí. Uno de estos negocios backups son los restaurantes McDonalds. Todo sabemos que conseguir dicha franquicia es una odisea. Es costoso en tiempo y dinero. Pero cuando el ciclo económico marca “crisis”, un restaurante de comida rápida como McDonalds o Burger King son garantia de éxito. Es precisamente en esta época cuando más ventas tienen.

Yo lo tengo claro, si algún día se da la coyuntura,  montaré un “McDonalds” por si las moscas 🙂

Translate to:English
MenefanteMenéame TwitterTwitter